Plan de Estudios

El plan de estudios del IBCF es modular, lo que quiere decir que en cada módulo estudiarás diversas asignaturas, las cuales se relacionan entre sí.  Tiene una duración de 6 semestres o módulos, el equivalente a 3 años.

1 Semestre

Un apoyo para el fortalecimiento ministerial: Esta asignatura
tiene como finalidad, no solamente proveer herramientas adecuadas para el estudio de la Palabra
de Dios, sino establecer una base sobre la cual el alumno (conforme avance en los próximos cuatrimestres) tenga los medios necesarios para poder desarrollar las diferentes asignaturas del
seminario al conocer los diversos métodos que se pueden encontrar en el estudio de la Biblia.

La catedral de la fe cristiana: Estudiamos la Carta a los Romanos ya que nuestra fe y
herencia como Iglesia han sido capturadas en este valioso libro. Esta asignatura busca darnos los
fundamentos que han forjado nuestra herencia reformada y el plan de la salvación en la vida del
hombre. Algunos llaman este libro como “el quinto evangelio” debido a su contenido tan rico en
teología y enseñanzas prácticas. Como escuela bíblica ubicamos esta asignatura como capital para
la predicación y defensa de la Verdad.

Cuatro breves relatos de la vida más grande que ha existido: En esta materia se
trata de conocer la persona y obra de Jesús de Nazaret desde una perspectiva histórica, teológica,
y cultural para poder entender la obra y persona de Jesucristo en toda su plenitud: como un
personaje histórico, pero también como el Dios-Hombre redentor.

Una necesidad apremiante de nuestros tiempos: La disciplina
espiritual es una materia olvidada y casi perdida en muchos ámbitos del Cristianismo. La desviada
doctrina de la hipergracia ha fomentando el creer que no es necesario el esfuerzo y la disciplina en
la vida del creyente, desechando así porciones completas de la misma Palabra de Dios. Esta
asignatura provee claridad determinante sobre el esfuerzo que implica vivir la vida cristiana,
desarrollando y haciendo crecer la fe y la entrega del discípulo de Jesús sin atentar contra la
gracia.

2 Semestre

El Mensaje del corazón de Dios que puede resolver los problemas del mundo:
Esta materia estudia el propósito eterno de Dios para el hombre y los principios que ha diseñado
para él. Enfatiza el mensaje de Jesús y quita las ideas equivocadas sobre las máximas que Cristo
instituyó. Es una gran herramienta para establecer en los alumnos una cultura de Reino que no sólo transforme su servicio en el cuerpo de Cristo, sino que además afecte positivamente su vida
en cada esfera de la sociedad en la que se desenvuelva.

Los regalos de Dios para la Iglesia por medio de sus miembros:

La Iglesia hoy enfrenta el problema del desconocimiento de los dones operacionales, ministeriales y
espirituales, de tal forma que el Cuerpo de Cristo se ve mermado en su desarrollo por dicha ignorancia. Esta materia nos enseñará a conocer, valorar y aplica los dones correctamente, de tal
forma que el Señor sea glorificado en todos y en todo.

Clarificando la verdad: Las cartas de Juan fueron escritos apologéticos en
gran medida. Estas breves epístolas han fortalecido la fe y el conocimiento de discípulos de Cristo
a lo largo de la historia y en la actualidad lo siguen haciendo. El estudio de estas cartas prepara al
alumno teológica y doctrinalmente, pero también en la práctica de la vida cristiana por el desafío
que implica encarar y adoptar las verdades que reposan en sus páginas.

Claves para comprender e interpretar la Biblia: Dios ha deseado darse a
conocer a la humanidad y lo ha hecho de diferentes maneras. La más certera que tenemos es la
misma Palabra de Dios. Para comprenderla completamente no siempre basta una lectura
profunda o detenida, sino analizar histórica y literariamente los textos bíblicos, para lo cual la
hermenéutica (el estudio e interpretación de textos antiguos), es una disciplina capital.

3 Semestre

El fundamento de nuestra herencia judeocristiana: Esta asignatura consiste en un
acercamiento a los primeros cinco libros de la Biblia conocidos también como la Torá. Mediante
este estudio comprenderemos la riqueza histórica y la conexión teológica y espiritual que tienen
los principios bíblicos establecidos en estos primeros libros con el resto del Antiguo Testamento y
con el Nuevo también. Conocer el Pentateuco nos ayudará a clarificar con certeza las uniones y divergencias entre la nación de Israel y la Iglesia, así como a visualizar la obra redentora de Dios
desde el primer libro de la Biblia.

Herramientas para la predicación: Esta asignatura capacitará a todos aquellos
alumnos que no se han sentido preparados para enseñar y predicar la Palabra a la Iglesia.
Asimismo, proveerá apoyos, correcciones y aportaciones a quienes ya desarrollan el ministerio con
la finalidad de mejorar sus métodos de exposición de la Palabra, enriquecerlos o combinarlos con
otros, de tal forma que las congregaciones y los no alcanzados sean los principales beneficiados de
este aprendizaje.

El testimonio probado del obrero: La ética bíblica es mucho más que parámetros correctos de un buen vivir, no se trata de una serie de normas a cumplir. El obrero debe mostrar que no sólo es capaz y apto teológicamente para ejercer el ministerio, sino que debe ser impulsado a vivir con un alto estándar moral, ético y principalmente espiritual, tal como nuestro Maestro, Jesús, nos mostró en su día a día. Esta asignatura está dirigida a comprender y aplicar los principios del carácter de Cristo en nosotros.

Un fundamento imprescindible en un mundo anárquico: La relatividad
y “la libertad” (mal entendida) son el grito más constante en la sociedad actual. Tanto es así que
en la Iglesia ha permeado un pensamiento liberal que contradice las Escrituras y los principios del
Reino. Esta asignatura es trascendente y necesaria para tener una percepción y aplicación de
obediencia a la Palabra y a nuestras autoridades, así como un equilibrio y ejercicio santo de la
autoridad que nos ha sido delegada por el Señor.

4 Semestre

Un recuento cronológico desde la primera Iglesia hasta nuestros días:
Esta asignatura tiene la misiva de reflexionar en los grandes logros y los grandes fracasos de la
Iglesia universal. Dicha reflexión conduce a valorar movimientos y a comprender a cabalidad los
cambios en los que la Iglesia ha sufrido. Aporta profundamente la desmitificación de conceptos e ideas erróneas acerca de personajes, denominaciones y sucesos que han sido malinterpretados
históricamente, así como una constante enseñanza del valor que tienen las diversas
representaciones del Cuerpo de Cristo.

Epístolas fundamentales para la Iglesia: Si bien las cartas paulinas son las
más conocidas en la Iglesia actual, las epístolas generales son un baluarte y parte de la columna
vertebral de la doctrina cristiana. Por ello, es indispensable un estudio detenido de ellas para
lograr una formación espiritual sostenida fuertemente en la Escritura.

Una de las joyas olvidadas en la Iglesia: La liberación es una de las
prácticas cristianas más descuidadas en las congregaciones actualmente y esta asignatura nos dará
las herramientas y el conocimiento necesario para volver a echar mano de ella, hasta establecer el
Reino de Dios. En esta asignatura se eliminarán, a la luz de la Escritura, las ideas erróneas sobre la
liberación y se cimentarán todos sus principios en la Palabra y en el ministerio que Jesús ejerció en
esta Tierra, así como en Su promesa: Estas señales acompañarán a los que crean: en mi nombre
expulsarán demonios; hablarán en nuevas lenguas… (Marcos 16:17, NVI).

Una defensa de nuestra fe: Esta asignatura aborda debates y temas
controversiales que han sido utilizados para atacar la fe cristiana a lo largo del tiempo. Esta
materia provee al alumno las herramientas bíblicas y teológica para defender la fe en diversos
niveles y núcleos sociales, además de brindar un sustento para ministrar a todos aquellos que
dudan de su fe.

5 Semestre

El legado de un gran discípulo de Cristo: El apóstol Pablo fue el autor más
prolífico del Nuevo Testamento.El Espíritu Santo lo inspiró para dejarnos una herencia de 13 cartas
que hoy son el fundamento doctrinal y práctico de la vida congregacional como cuerpo de Cristo.
En sus epístolas encontramos amplias enseñanzas doctrinales, narraciones de su vida, ejemplos de
hermanos en la fe, instrucciones para dirigir la Iglesia, principios familiares y eclesiales además de
máximas para vivir la vida cristiana en la sociedad. Todo esto y más es la enseñanza de esta
asignatura.

Una perspectiva bíblica sobre el pilar que es la mujer en la Iglesia:
Esta asignatura nos ayudará a escudriñar la Palabra de Dios eliminando tabúes y percepciones no
fundamentadas en la Biblia sobre el rol de la mujer en la Iglesia. A medida que avancemos en esta
materia, entenderemos que el menosprecio a la mujer ha redundado restar ímpetu a la obra de
Cristo en el mundo, pues al no incluirla despreciamos una parte de la redención que Cristo trajo
tanto al hombre como a la mujer.

Un llamado definido solamente por el Dios que nos ama: Esta asignatura
nos lleva a entender a cabalidad lo que es y lo que no es el ministerio pastoral. Profundizaremos
en cuáles son sus funciones, límites y responsabilidades además valorar la importancia de que
todo pastor recuerde constantemente que los fundamentos que no deben olvidarse: servicio,
sacrificio, meditación personal, vivir como discípulo.

La continuación de las obras y enseñanzas de Cristo: Esta asignatura hace un análisis
histórico del surgimiento de la Iglesia primitiva que se narra en el segundo libro que escribió Lucas,
el médico amado. Aunque es imprescindible meditar en estos 28 capítulos analizando el impacto
histórico que se desprendió de todo aquel mover, esta materia nos impulsa a seguir creyendo y
haciendo las obras que con el poder del Espíritu Santo hicieron nuestros primeros hermanos, pues
el mismo Espíritu que levantó a Jesús de los muertos y que usó a Pedro, Juan y Pablo hoy sigue
estando en nosotros.

6 Semestre

Estudiando los tiempos del fin: Esta asignatura estudia las profecías concernientes
a los tiempos finales en la mayor extensión posible. Se exponen las diferentes perspectivas
teológicas completamente fundamentadas en la Escritura para interpretar los tiempos proféticos
que anuncian el fin del tiempo que vivimos actualmente. La meta de esta materia no es formar
escatólogos desconectados del presente, sino hombres y mujeres temerosos de Dios, conscientes
de que el fin se acerca, por lo cual procuran seguir extendiendo el Reino y agradando a Dios.

Cumpliendo la Gran Comisión hasta que Su gloria llene la Tierra:
Esta asignatura invita a cada alumno a replantear el evangelismo de nuestra época en forma más
eficiente y a impulsarlo al campo misionero sin buscar fines egoístas o intereses equivocados.
Algunos ámbitos complementarios propios de esta materia son los estudios culturales y regionales
que representan un desafío y la necesidad de planeaciones profundas para lograr llegar a aquellos
que hoy se están perdiendo sin poder escuchar el Evangelio.

Conociendo a profundidad al Espíritu Santo: El estudio de esta asignatura nos
llevará a conocer la persona y obra del Espíritu Santo a la vez que conocemos aun más la persona
de Jesús. Contrario a lo que creen algunos teólogos, y conforme a la promesa que Él mismo nos
dejó en Su Palabra, El Espíritu Santo sigue obrando y es preciso que todo alumno desarrolle una
relación personal con él, sin dejar de lado el conocimiento que de Él vamos adquiriendo.

Honrando lo pasado sin desechar el presente: Esta asignatura
plantea un estudio cronológico de los avivamientos históricos que han trascendido en la iglesia y
en la sociedad, trayendo cambios en ambas instancias. Tenemos un enfoque principal hacia la
importancia de la oración y de los elementos que han favorecido el despertar de la Iglesia en
diferentes momentos. Comprenderemos la importancia de anhelar y buscar un aviamiento para la
Iglesia y la sociedad en nuestros días.